HOSPEDERIA EN CASTUERA -BADAJOZ

Hospedería de Turismo en Castuera -Badajoz

 espacio despacio

…quietud, sombra, tranquilidad, azar, luz, horizonte, pausa, tejados. El cerrillo, un espacio para vivir despacio.

2009
Estos son algunos de los valores que nos ofrece el barrio, y estos valores son nuestro material de trabajo, nuestro punto de partida. Son las señas de identidad que hay que respetar.
Este punto de partida es la propia morfología del cerrillo, que asumimos e incorporamos, no con una propuesta rupturista, sino con una propuesta integradora pero moderna.
Es, en definitiva, la integración dentro de la tradición, pero siempre desde una actitud contemporánea.
.
ESTRATEGIA INTEGRADORA
El edificio surge del propio terreno, encajándose en la ladera, como ocurre en las viviendas del barrio, que se materializan a “contra ladera”.
Al encajarse en el terreno (se accede bajando), el edificio, lejos de ser un obstáculo visual, se convierte en un potenciador de esas privilegiadas vistas: los tejados, los cerros, el valle… El volumen solo emerge, deja de ser un obstáculo, y para completar la imagen exterior del barrio.
Al quedarse la cubierta, de parte del edificio, a nivel de la calle los molinos, se convierte éste en una prolongación de la misma, a modo de plaza o “balcón” a la serena, formalizándose como un espacio urbano.
Por lo tanto, no es sólo una hospedería, es también un edificio para el cerrillo y para Castuera
Enclavado en la ladera y desarrollándose la edificación longitudinalmente, se libera gran parte de la misma, por lo que “el solar de la rehoya” puede seguir funcionando como pulmón verde de “el cerrillo”. Es más, buscamos potenciar aún más esta cuestión, con la implantación de naranjos y limoneros a lo largo de la ladera liberada. Será pues un volumen escultórico tallado en la ladera, que crece entre naranjos y limoneros. Un edificio que huele a azahar, como ya huele Castuera.
Repetición y variación volumétrica, como en las edificaciones del barrio.
La fragmentación visual y el escalonamiento, como actitud adaptativa a la variable topografía de “el cerrillo”
Adaptación climatológica, a partir de una estudiada contraposición volumétrica, que generara abundantes espacios en sombra, tan necesarios en esta latitud.
.
LA HOSPEDERÍA
La misma interrelación espacial exterior, se produce también en el interior. Generando un espacio claro y fluido, rápidamente asimilable por los futuros usuarios. Las tres diferentes partes o volúmenes de la hospedería (a diferentes alturas), se interrelacionan a través de 2 grandes núcleos de comunicación, tanto espacial como visual (dobles alturas, rampas en cascada, escalera, y ascensores a la vista), lo que facilita su rápida comprensión funcional.
El programa funcional se estratifica en 3 bandas; Desde la calle de los molinos hasta asomarse al pueblo:
1- Banda de accesos (de vehículos de personal y huéspedes); y zonas comunes y públicas (cafetería, restaurante, sala de celebraciones, piscina y spa), en contacto directo con la calle.
2- Banda de transición y recorridos interiores, que comunica y vertebra todo el edificio.
3- Banda de habitaciones (fase 1=36 habitaciones dobles + 2 habitaciones dobles adaptadas + 2 habitaciones dobles con salón). Que se asoman en su totalidad a las mejores vistas y la mejor orientación, todas ellas con su espacio exterior o terraza, para poder disfrutar “despacio del espacio”. Una habitación interior-exterior.
Por último existiría una banda mas, no dentro del programa funcional de mínimos, sino como aportación al paisaje de Castuera, exterior, sería el bosque de cítricos sobre la ladera liberada, sobre la que vuelan los volúmenes de las habitaciones.
Esta disposición funcional estructura claramente la primera fase, pero sería también válida para la segunda fase, que se produciría como continuación de la inicial, aunque de ejecución totalmente independiente, y sin interferencias (calle de las piedras).
.
ACCESIBILIDAD
Resolver la accesibilidad se convierte en un punto fundamental para el desarrollo de la futura hospedería, y para la revitalización del barrio, y de manera primordial la accesibilidad rodada.
De forma sintética, nuestra propuesta pretende, mediante la reorganización de los sentidos de circulación zonal, y la adecuación de los espacios urbanos públicos existentes, solucionar este punto en concreto:
1- El acceso rodado principal en el entorno de la hospedería (el cerrillo), se produce desde la carretera C-413, en cuyo encuentro con la calle Quintana proponemos realizar otra media rotonda simétrica a la ya existente para favorecer la accesibilidad y evitar peligros en la incorporación al barrio. Esta intervención sería muy recomendable aunque no indispensable.
2- Desde la incorporación de la C-413 proponemos una circulación en anillo (con sentido único en cada dirección, lo que posibilita el acceso de autobuses), con giro siempre hacia la izquierda, desde la rotonda con la calle Quintana, con subida por la calle Cristo ( lo mismo ocurriría con la calle Rehoya, y calle Fernández Daza), hasta la calle Rehoya, bajando esta hasta desembocar en la C-413.
3- Actuaciones puntuales para la solución de encuentros circulatorios:
– El encuentro entre la calle rehoya en la subida a la travesía o calle de los Molinos, que solucionamos con 2 isletas que direccionan a los vehículos y permiten acceder a las hospedería.
– La plaza de acceso a la hospedería, que permite llegar hasta la misma puerta.